¿Cómo lograr una convivencia positiva durante el confinamiento en casa?

Fecha: 16 abril, 2020 Por: Psic. Clínica Abril Vieyra

En atención a la empatía y comunicación se recomiendan las siguientes pautas

Pautas para generar una convivencia positiva durante el confinamiento en casa

Ante la situación generada por la pandemia del covid-19, muchas familias han tenido que enfrentar una convivencia obligada en casa. Una convivencia que dista mucho de ser como aquellas en las que compartíamos momentos de ocio, vacaciones o festejos. Esta convivencia tiene la particularidad de agrupar diferentes experiencias de pérdidas y duelos.

En pocos días, nos hemos confrontado a muchos cambios. Ha habido pérdidas de la libertad, la salud, la esperanza y muchas otras que suponen un duelo que será vivido de manera única por cada miembro de la familia.

Cada persona estará gestionando sus recursos de distintas maneras. Por ejemplo: puede ser que el papá desahogue sus niveles de estrés pidiendo a todos los miembros de la familia que ordenen sus cosas, o tal vez la mamá lo haga saturándose de noticias mientras que el hijo no pare de dormir y la hija esté de pésimo humor.

A pesar de estar viviendo la misma situación, internamente se lleva a cabo un proceso emocional único y completamente ajeno al de los demás. Sin embargo y debido a la estrecha relación entre los miembros de una familia, cualquier conducta influye directamente en la estabilidad del otro.

Entre las dificultades más habituales con las que nos podemos encontrar sería la falta de 

empatía y la mala comunicación. De estos dos factores se pueden generar muchos enfrentamientos innecesarios que nos resten energía y generen un ambiente de tensión y más nerviosismo aún en casa.

En atención a la empatía y comunicación se recomiendan las siguientes pautas:

  1. Crear entre todos una especie de reglamento interno que dicte los deberes de cada uno. De esta manera no se deja la organización de la casa al estado de ánimo de sus integrantes. Con un reglamento, cada uno conoce sus responsabilidades debe y no hay espacios para malentendidos.
  2. Elaboración de rutinas personales y en familia. Es importante generar espacios personales para ser capaces de identificar emociones y nombrarlas, sean las que sean. De igual manera es recomendable que se busquen actividades en equipo con el propósito de generar nuevas experiencias y pláticas grupales.
  3. Generar nuevos y mejores canales de comunicación. Debemos cuidar la manera en la que nos estamos expresando en estos momentos. Las susceptibilidades se encuentran a flor de piel y tenemos que ser conscientes que lo que puedo decir puede dañar a mi familiar y por ende al mismo sistema del que soy parte.

Invirtamos tiempo y atención en aplicar estas pautas para generar un espacio seguro a nuestra persona. De igual manera, mantener una sana convivencia a nivel familiar.

Los tiempos de crisis suponen muchos cambios y confrontaciones, sin embargo, la clave del éxito reside, por una parte, en llevar a cabo un buen proceso de duelo personal, identificando mis emociones y generando espacios de expresión y cuidado,  y por otra parte, ser conscientes del proceso que lleva el compañero o familiar y entonces poder ser empáticos para poder desarrollar diferentes formas de comunicación más asertiva si es necesaria.  

Compartir