Abril Vieyra, la psicoterapeuta que rompió tabúes y creó una plataforma de gran ayuda en la pandemia

Fecha: 17 septiembre, 2020 Por: Alejandra Ojendi - El Financiero

Esta psicóloga egresada de la Universidad de las Américas Puebla creó Flow, una plataforma basada en un modelo de atención en línea único.

Hace cuatro años, la psicóloga Abril Vieyra tuvo que mudarse de Morelia a la Ciudad de México. El cambio significaba tener que abandonar a sus pacientes. Para no dejarlos con un proceso de terapia inconcluso, creó un sitio web que le permitiría continuar las sesiones a distancia.

Lo que para ella era una gran solución, sin embargo, se encontró con la resistencia de pacientes y colegas, que se aferraban a la idea de las terapias presenciales y descartaban la efectividad de un proceso terapéutico en línea.

Pero Abril, quien tiene diversos estudios de posgrado en la materia, advirtió que mientras las nuevas tecnologías habían modificado la forma de trabajo de otras disciplinas, la psicología se estaba quedando atrás. Decidió entonces continuar con el proyecto.

Así nació Flow, hace ya dos años, una plataforma que ofrece un proceso de psicoterapia a través de videollamadas. Basada en un modelo de atención único, creado directamente por Abril, esta plataforma se ha vuelto un referente de ayuda psicológica y emocional durante el confinamiento debido a la pandemia de COVID-19.

“Fue un reto que poco a poco nos dimos cuenta que se debía a cuestiones sociales: no solo el tabú que todavía existe alrededor de tomar terapia sino la idea de que la terapia en línea no es tan buena como la presencial”, dijo.

Uno de los pilares en los que se apoya el modelo de Flow es la terapia breve, un proceso psicoterapéutico de máximo 12 sesiones.

“Consiste en una terapia focalizada en las soluciones más que en los problemas, porque en la vida siempre va a haber problemas y si nos la pasamos terapia tras terapia tratando de resolverlos nunca vamos a acabar”, mencionó. “Lo que hacemos en Flow es diseñar estrategias dependiendo de la personalidad del paciente, trabajando su autoconocimiento, que le permita ir sorteando los problemas del día a día”.

Flow es un modelo transdisciplinario: toma lo mejor de las principales corrientes psicológicas (psicoanálisis, Gestalt, cognitivo-conductual y sistémica) para tomar las bondades de todas en un mismo proceso terapéutico.

Si al comienzo Abril era la única especialista que daba terapia, actualmente la plataforma cuenta con 30 especialistas. “Todos cuentan con capacitación y supervisión permanente”.

Durante la pandemia, Flow ha tenido un aumento de 300 por ciento en el número de personas que han solicitado ayuda psicológica. La ansiedad es el problema por el que más recurren a la plataforma.

“No sabemos qué es lo que está pasando, qué va a pasar, cuándo se va a terminar (la pandemia) y eso genera muchísima incertidumbre”, señaló. “Además, la gente ha pasado por muchos duelos en muy poco tiempo: pérdidas laborales, económicas, de libertad, de salud, de seres queridos”.

En este tiempo, Flow también ha creado grupos de apoyo en línea para enfrentar problemas como el estrés derivado de la pandemia.

Antes, la gente no veía la terapia en línea como una opción, pero las cosas empezaron a cambiar, asegura Abril. Lo que antes era una opción, por una cuestión de horarios, para personas que viven en el extranjero o que tienen alguna discapacidad, ahora es una necesidad. Si no es a distancia, una terapia difícilmente puede llevarse a cabo.

Abril trabaja, además, con empresas e instituciones de gobierno dando asesorías sobre cómo abordar con el personal los cambios producidos por la pandemia.

“Ahora la gente empieza a valorar la presencia, no tanto la cercanía”.

No fue fácil, pero el tiempo le ha dado la razón.

Artículo original: BLOOMBERG – EL FINANCIERO

Compartir