Relación entre el éxito y la salud emocional

Fecha: 18 junio, 2020 Por: Lic. Israel Arteche

El éxito es una percepción individual de lo que consideramos importante y por eso cada quien relaciona este concepto con algún entorno de su vida. Muchas veces nos preguntamos sobre las características de las personas exitosas y olvidamos que la fórmula está en trabajar nuestra salud mental y emocional.

Si bien, el éxito es un concepto complejo; podemos afirmar que muchas son las variables que modifican la percepción del mismo. Por un lado, tenemos  los factores externos (como la opinión pública o la escala de valores de nuestro núcleo social) y por el otro, tenemos a los factores internos (como las creencias y las emociones). Nuestra percepción del éxito es una combinación de estos factores y cambia drásticamente de un individuo a otro. Por ejemplo, una persona que está fuertemente orientada al ámbito profesional, percibirá el éxito a través de indicadores como: conseguir un ascenso, emprender un negocio o recibir un reconocimiento.

A pesar de lo antes mencionado, debemos tener en cuenta que poco podemos hacer con los factores externos ya que estos no dependen completamente de nosotros. Sin embargo, hay que tener en cuenta que podemos trabajar con los factores internos y modificar nuestra posición ante el éxito. Debemos recordar que las emociones se ven afectadas por vida laboral y la vida laboral se ve afectada por las emociones. El emprendedor tiene un impacto emocional cuando crece su participación en el mercado y la persona de ventas cambia emocionalmente cuando no logra su comisión. Pero ¿qué características intrapersonales tienen las personas exitosos? 

Contrario al estigma social, la inteligencia emocional es un concepto abordado por diferentes expertos y se refiere a la capacidad de reconocer y gestionar las emociones para que actúen en nuestro beneficio. No es de extrañarse que las personas más exitosas sean capaces de lograr sus objetivos potenciando sus habilidades a través de la inteligencia emocional. Para lograr esto es indispensable (y altamente beneficioso) trabajar nuestra salud mental.

Recordemos que al igual que ejercitamos nuestros músculos o practicamos para una presentación, la inteligencia emocional se trabaja constantemente para obtener los resultados deseados. Esta es una habilidad que se aprende con el tiempo y para lograrlo puedes apoyarte de profesionales expertos en psicología.

Compartir